Consejos para elegir entre un sofá chaise longue o un sofá rinconera

21

¿Me compro un sofá rinconera o me compro un sofá chaise longue? Es la duda que muchos se plantean cuando trata de elegir el que sin duda alguna es el mueble más importante del salón. Por ello, merece la pena tener en cuenta una serie de consejos como los que compartimos en este artículo, que como verás te ayudarán a tomar la mejor decisión de compra posible. ¿Me acompañas?

1- Piensa en la comodidad

Como suele ser habitual en estos casos, lo más importante de todo es hacerse con el sofá más cómodo posible. Puede que en determinados hogares la opción del sofá chaise longue sea la más apropiada de todos, pero en determinadas situaciones el sofá rinconera es la opción ganadora sin lugar a dudas.

2- ¿Respaldo o apoyabrazos?

La principal diferencia que vas a encontrar entre ambos está en el hecho de que el sofá chaise longue dispone de apoyabrazos y el sofá rinconera se vale de un gran respaldo para acoger a todo aquel que se siente. Elijas lo que elijas por motivos estéticos o prácticos, lo que está claro es que en ambos casos hablamos de sofás cómodos.

3- Sofá chaise longue y sofá rinconera: los dos con forma de «L»

Sea cual sea tu elección, lo que es evidente es que ambos tipos de sofá tienen forma de «L». Eso sí, cuando el lado más corto del sofá tiene un tamaño de 1,50 metros de longitud, lo más recomendable es decantarse por un sofá chaise longue. ¿Por qué? Pues por algo tan sencillo como pensar que en un espacio de menos de un metro y medio es poco probable que una persona pueda sentarse teniendo en cuenta que el respaldo es demasiado pequeño.

sofa-rinconera

4- La estética cuenta

Como es lógico, a la hora de comprarse un sofá la estética importa mucho. De ahí que tengas que decidir cómo te gustan más los sofás desde un punto de vista estético, si con rinconera o chaise longue. En sofafabrica.es encontrarás modelos que te encantarán.

5- ¿Cuántas plazas necesitas?

Evidentemente, es una de las preguntas que hay que hacerse de forma inevitable. Para ello no solo hay que tener en cuenta los que viven en casa, sino que también hay que valorar que puedan llegar visitas de forma regular sin tener que sacar sillas o pufs como recurso. Si lo que buscas es anchura, el sofá chaise longue es probablemente una opción más recomendable que la que nos plantean los sofás rinconera.

6- ¿Y si necesito un sofá con forma de «L» pequeña?

En este caso también deberíamos recomendar los sofás chaise longue, ya que existen los que se denominan como partidos, ya que disponen de un módulo que podemos colocar en la posición que queramos para aprovechar el espacio.

7- Sofá rinconera para familias numerosas

En espacios pequeños puede que triunfe la opción del sofá chaise longue, pero para familias numerosas, de más de cuatro personas conviviendo, lo que se suele recomendar es que el sofá elegido sea un sofá rinconera.

sofa-chaise-longue

8- ¿De qué tipo de sofá hay más modelos?

En una fábrica de sofás se suelen centrar más en los sofás chaise longue que en los sofás rinconera. Digamos que están algo más de moda y solicitados, ya que el sofá rinconera se asocia más a una necesidad concreta de espacio, mientras que el sofá chaise longue es el recurso elegido en muchos salones donde ni siquiera necesitan la forma de «L», pero simplemente se sienten atraídos por la posibilidad de tener ese espacio mágico en el que estirarte mientras ves tu serie favorita.

9- Almacenamiento

Si se trata de comprar un sofá que tenga como recurso un espacio de almacenamiento extra, el sofá chaise longue es el que más te puede ayudar en ese sentido.

10- Un sofá-cama improvisado

Otro aspecto que hay que valorar es el hecho de que los sofás chaise longue puedan convertirse como por arte de magia en camas improvisadas. Evidentemente, no todos ofrecen esa posibilidad, pero podríamos decir que es una característica más que pueden ofrecer a diferencia de lo que ocurre con los sofás rinconera.

0/5 (0 Reviews)