El estilo industrial, hoy en día, tiene una gran presencia en los hogares. Realza la personalidad de casas con techos altos y toques metálicos. Pero también puede reinterpretarse para trasladar su esencia a inmuebles pequeños. Algunas personas prefieren descartar esta alternativa por considerar que transmite una sensación de frialdad. ¿Cómo decorar una estancia acogedora y cálida que esté alineada con la propuesta que comentamos?

1. Madera

mueble-de-madera-y-metal
Un tipo de mueble, que se enmarca perfectamente en la corriente descrita, es el que complementa este material con el hierro. La estructura de la pieza queda enmarcada en bordes o patas con un efecto metálico. La belleza de la madera luce una imagen actual cuando se fusiona con un llamativo contraste. Un mobiliario que posee las características mencionadas imprime calidez a la vivienda. Un binomio que se presenta en mesas, estanterías y armarios con encanto.

2. Terciopelo

sofa-de-terciopelo-en-salon
Las texturas abrigan y aportan sensaciones agradables en la vivienda durante el otoño y el invierno. El terciopelo es un acabado suave y elegante. ¿Cómo integrarlo en una casa con una estética industrial? Un sofá de terciopelo aporta confort, personalidad, sofisticación y diferenciación. Conviene evitar el exceso ornamental. Por ello, la silueta del sillón destaca por sí misma sin necesidad de añadir una composición de cojines sobre su base.

3. Piezas con aspecto envejecido

Un hogar cálido y acogedor es aquel que transmite una sensación de vida. Por ello, el entorno debe ser bonito, pero también práctico. Los detalles que tienen un acabado desgastado se integran perfectamente en una vivienda con un aspecto industrial. Dicho estilo se inspira en la estética de antiguos talleres de trabajo.

¿Cómo jugar con los distintos recursos para embellecer el entorno? Conviene mezclar artículos nuevos con otros diseños con historia. Un mueble heredado posee las propiedades deseadas para convertirse en el gran protagonista de una estancia.

4. Espejos

estancia-de-estilo-industrial
Los edificios en los que se inspira el estilo industrial se caracterizan por sus grandes ventanales que, al igual que otros elementos estructurales, se perciben con nitidez. Las ventanas proporcionan una conexión con el exterior, enmarcan las vistas que se observan del entorno. Y, además, dejan que la luz del sol llegue al interior en invierno, primavera, verano y otoño.

¿Cómo potenciar la claridad y la luminosidad en un hogar con una esencia industrial? Los espejos son piezas que poseen un importante valor ornamental y, además, aportan bonitos matices y perspectivas. El aspecto de un diseño con cuarterones queda perfectamente integrado en el contexto. Los espejos también pueden situarse en puertas de armarios.

5. Un toque rústico

decoracion-con-toque-rustico
Muchas personas prefieren combinar dos estilos diferentes para definir la ambientación de una estancia que se ajuste a sus gustos y preferencias. Algunos ingredientes se complementan. Así ocurre con un hogar que destaca por su personalidad industrial y, además, posee un toque rústico que imprime calidez. El aire rústico puede potenciarse por medio de materiales tan característicos como la madera o el ladrillo.

6. Láminas de estilo industrial

laminas-de-estilo-industrial
Las láminas decorativas están de moda y llevan el arte hasta el corazón del hogar. El contenido de la lámina puede inspirarse en múltiples temáticas que conectan con la realidad. Sin embargo, la esencia industrial está muy presente en aquellas creaciones que se enmarcan en esta corriente. Una propuesta de decoración que también añade una nueva perspectiva al despacho.

¿Cómo dar calidez a una casa con un estilo industrial? Personaliza ese hogar con algunos detalles que tengan un significado emocional en tu vida. ¿Te gusta aquello que percibes a tu alrededor? ¿Cómo te hace sentir ese escenario? Un entorno cálido incrementa el bienestar.

0/5 (0 Reviews)