El glamour y la sofisticación adquieren un gran protagonismo en aquellas casas que muestran un lujo sencillo. ¿Cómo vestir un hogar de estas características?

1. Materiales de calidad

sofa-gris-en-salon-con-decoracion-abierta
La duración de un producto está muy relacionada con el material en el que está elaborado. Existen materiales de calidad que poseen un buen acabado. Y, por tanto, prolongan el periodo de vida de una decoración que se conserva en buen estado.

La elegancia sencilla de una decoración lujosa presenta un aspecto atemporal. Conviene evitar la ostentación. Lo verdaderamente importante es elegir materiales que llaman la atención por su belleza y calidad. El mármol es un buen ejemplo de ello. Pero, además, también es posible elegir otras opciones que imitan la imagen de ese recurso.

2. Muebles antiguos combinados con piezas nuevas

dormitorio-con-estilo-romantico
En un hogar pueden convivir en perfecta armonía muebles nuevos junto a alguna pieza con historia. De este modo, ese elemento antiguo se convierte en el más destacado, un punto focal que eleva la belleza de todo lo que se encuentra alrededor. Existen estilos que conectan con la búsqueda de inspiración en las reminiscencias del pasado.

El vintage y el retro son dos ejemplos de ello. Sin embargo, un mueble bonito y con un aspecto envejecido puede enmarcarse en una estancia contemporánea, nórdica, clásica, industrial o lujosa. El valor de un producto puede observarse desde distintas perspectivas, más allá de su precio. Y una pieza con un diseño antiguo ofrece un viaje en el tiempo.

3. Productos elaborados de manera artesanal

jarron-elaborado-de-manera-artesanal
Un hogar lujoso también destaca por la importancia de los pequeños detalles. La decoración se compone con piezas que han sido cuidadosamente seleccionadas con un criterio concreto. Por ejemplo, los productos elaborados de manera artesanal ponen en valor el saber hacer del experto. Un profesional creativo, con talento y experiencia, que hace que cada creación sea única.

Los productos elaborados de la forma tradicional también pueden tener un precio más elevado. Por ello, al elaborar un proyecto de decoración es posible decidir en qué elementos se va a invertir más y en qué aspectos se va a potenciar el ahorro. Un jarrón que ha sido realizado de forma artesanal, por ejemplo, tiene un acabado espectacular. Y, combinado con un bonito ramo de flores, aporta una dosis de frescura al salón, el recibidor o el dormitorio.

4. Un recibidor elegante

recibidor-elegante
El recibidor es una de las estancias más importantes, ya que constituye un punto de bienvenida al hogar. Un vestíbulo con un aspecto lujoso mantiene una continuidad visual con un hogar que también muestra un aspecto sofisticado. El espejo es un elemento clave para lograr este efecto. Por ejemplo, puedes elegir un diseño llamativo con un marco con molduras en un acabado dorado o plateado.

5. Busca la conexión con el exterior

salon-con-grandes-ventanas
La luz es uno de los ingredientes más importantes de una decoración cuidada. Y un espacio lujoso no está determinado por los metros cuadrados. Una estancia pequeña parece más amplia cuando mantiene una perfecta conexión con el exterior.

Un lugar con amplios ventanales integra el paisaje en el interior. Por ello, conviene realzar el protagonismo de cortinas blancas que aportan intimidad y, a su vez, iluminan desde dentro.

6. Lámparas originales

lampara-original-en-la-cocina
Las lámparas ocupan un lugar destacado en cualquier estancia puesto que son esenciales para iluminar. Una lámpara con un diseño original es llamativa en sí misma. Un diseño de araña o un modelo elaborado en cristal son atemporales. La iluminación indirecta también resulta fundamental para crear ambientes diferentes.

Seis consejos para conseguir una decoración lujosa, elegante y bonita. Una estancia con personalidad es aquella que muestra un estilo de vida. Por ello, también puede personalizarse con detalles que tienen valor emocional.

0/5 (0 Reviews)