La decoración en blanco y negro muestra una inspiración universal en la decoración. Sin embargo, el binomio adquiere una perspectiva diferente cuando se añade un nuevo elemento: la madera. En ese caso, el espacio se enriquece con los matices de tres acabados distintos que se complementan. ¿Cómo combinar el blanco y el negro con la madera?

1. Enmarca la estancia en un Piso cálido

estancia-con-suelo-de-madera
Cada color utilizado en el proceso decorativo tiene un nivel de presencia específico. De hecho, es una de las decisiones que deben concretarse para encontrar la armonía en el resultado final. ¿Cómo enmarcar el blanco, el negro y los muebles de madera en el suelo ideal?

Por ejemplo, la superficie puede recrear el acabado de este último material. Ten en cuenta que combina con estancias rústicas, nórdicas, clásicas y contemporáneas. Es decir, es una base muy versátil que luce su mejor versión con otras muchas combinaciones.

2. Acentos decorativos en negro

estancia-con-acentos-decorativos-en-negro
El negro es un tono muy elegante. Es aconsejable añadirlo en pequeñas dosis en una vivienda con pocos metros cuadrados. En ese caso, se convierte en el medio ideal para imprimir bellos acentos visuales en el conjunto del hogar. La grifería en negro con un acabado mate está de moda. La campana extractora tiene un alto poder decorativo. Del mismo modo, las ventanas con una estructura de color negro aportan una nueva perspectiva al espacio.

El look que puedes descubrir a través de la imagen contiene una amplia lista de ejemplos de inspiración.

3. Juega con los contrastes

hogar-decorado-en-blanco-negro-y-madera
Blanco, negro y madera forman un bonito conjunto. Además, suman atractivos contrastes cuando se integran en una habitación como elementos principales. El blanco y el negro, por ejemplo, forman uno de los binomios más utilizados en el diseño interior. La madera y el negro, por su parte, producen un efecto más rompedor. Por tanto, juega con los contrastes para conseguir el objetivo final: incrementar la calidez en el contexto del hogar.

4. Realza el protagonismo de las paredes y el techo

techo-con-detalle-en-madera
La propia estructura de la vivienda se fusiona con la decoración del espacio, forma parte de la composición final. Las molduras de color blanco, por ejemplo, imprimen un bonito relieve en las paredes. Los cuadros de naturaleza destacan todavía más sobre un fondo claro. Por su parte, un techo inclinado merece un especial protagonismo en un espacio. La madera no solo puede enmarcar la base de una habitación, sino también su altura.

5. Utiliza alfombras de color claro

decoracion-en-blanco-negro-y-madera
Los textiles, y no solo los colores, enriquecen la decoración de un lugar. Aportan nuevas texturas y sensaciones que son acordes a las características de cada estación. La alfombra es la pieza esencial para embellecer una habitación y separar ambientes.

De este modo, consigue enmarcar un rincón del cuarto que queda delimitado a través de sus medidas. ¿Qué tono elegir para una alfombra que forma parte de una estancia en blanco, negro y madera? Un tono similar al blanco se funde perfectamente en el conjunto.

6. Repite los tres elementos en todas las estancias del hogar

comedor-decorado-en-blanco-negro-y-madera
¿Cómo dar una uniformidad a la estética de la vivienda? Por medio de la integración del blanco, el negro y la madera en cada una de las habitaciones. El efecto de la repetición subraya la importancia de los elementos seleccionados en la decoración. El blanco, por ejemplo, potencia la luminosidad. El negro crea el contraste definitivo y eleva la sofisticación. La madera clara da calidez. Y, al igual que el blanco, también ilumina. Posee un menor peso visual que un mueble antiguo realizado en un tono oscuro.

Blanco, negro y madera, por tanto, forman una composición elegante y atemporal.

0/5 (0 Reviews)