Consejos para alimentar la felicidad en los niños

14

La felicidad es una meta que, en el contexto familiar, adquiere la forma del bien común. Para un padre o una madre, el bienestar de su hijo es un importante motivo de alegría personal. A su vez, el entorno familiar también influye en cómo se siente el niño. ¿Cómo alimentar la felicidad de los niños?

1. Acompaña a tu hijo en el presente

Las expectativas de futuro llegan a condicionar la capacidad de vivir plenamente el presente. Por el contrario, cuando conectas de verdad con el ahora acompañas a tu hijo y le descubres tal y como es.

2. Educar en valores

Mientras que la abundancia material que se convierte en una forma de consumismo no cubre los vacíos emocionales, por el contrario, la riqueza de la educación en valores se convierte en un sólido pilar de la felicidad infantil.

3. Haz promesas que puedas cumplir

Las palabras tienen un efecto directo en la realidad y su valor se ve reforzado cuando un mensaje se manifiesta en la acción. Este es el caso, por ejemplo, de una promesa. Las circunstancias externas influyen en la rutina de la vida familiar. Los límites son necesarios para comprender la realidad de lo posible.

4. Descubre las lecciones de felicidad que te enseña tu hijo

Tú educas y orientas a tu hijo en cuestiones muy importantes. Pero, al mismo tiempo, también puedes aprender de su ejemplo. Observa la importancia de la naturalidad, la espontaneidad, el juego y la atención al presente como ingredientes que también puedes trasladar a tu etapa vital.

nina-sonriente

5. Recursos culturales

La cultura es un alimento de la felicidad en todas las etapas de la vida. Por ello, el acceso a distintas fuentes de entretenimiento como la literatura, la música y el cine producen este efecto nutritivo en el ánimo infantil.

0/5 (0 Reviews)