Los estampados son grandes protagonistas en la decoración del hogar. Añaden vida y personalidad a un espacio que luce su mejor versión a través de los matices. Están muy presentes en los textiles, pero también pueden destacar en otras piezas especiales como láminas y cuadros. ¿Cómo mezclar acabados diferentes en un mismo espacio?

1. Buscar un punto de encuentro

dormitorio-con-cojines-estampados

Combinar estampados diferentes es tendencia, no solo en decoración, sino también en moda. El proceso creativo no resulta sencillo, puesto que es frecuente que dos diseños diferentes no luzcan su verdadera belleza cuando están juntos. Así sucede cuando la suma de colores y formas llega a recargar una estancia.

¿Cómo buscar un punto de encuentro? Por ejemplo, el color puede convertirse en el hilo conductor que aporte uniformidad a la estética de la habitación.

2. Repetir la combinación

cojines-estampados-en-el-sofa
La simetría es uno de los recursos más utilizados en la planificación de un espacio que transmite una imagen de armonía. La simetría está muy vinculada con la repetición de un mismo esquema en torno a un eje central. Cada lado muestra el perfecto reflejo de la otra parte.

Una fórmula que también puede trasladarse al ejemplo concreto de la decoración con estampados. Mezcla dos ingredientes diferentes y repite el proceso en otros rincones del hogar.

3. Proporción

estampados-en-ropa-de-cama
Los estampados embellecen un lugar y aportan nuevos matices a un ambiente. También pueden tener un componente estacional. Un estampado de flores resulta atemporal, especialmente, durante la primavera. Muchos de los diseños encuentran su inspiración en la naturaleza. Por ello, añaden calidez y calma a la vivienda. Existen múltiples tendencias que muestran un amplio universo de composiciones.

¿Cómo integrar varias formas en un mismo entorno? Conviene buscar el sentido de la proporción para que la suma de las partes mantenga una perfecta armonía. La proporción se contextualiza en un entorno con unas características propias. Por otra parte, también es importante que tengas en cuenta que el tamaño de un estampado modifica de forma significativa el look final.

La forma y los metros cuadrados de la habitación influyen en el resultado final del look seleccionado. Existen fórmulas que pueden servirte de inspiración para crear un binomio atractivo. La suma de rayas y flores, por ejemplo. También puedes combinar la primera opción con una tela de lunares.

4. Destacar una combinación de estampados sobre un fondo liso

destacar-estampados-sobre-un-fondo-liso
Por ejemplo, si eliges una selección de cojines para adornar el sofá o la cama, sitúa esa mezcla sobre un fondo liso. De este modo, los estampados llaman todavía más la atención, son el punto focal del lugar. También puedes unir varias piezas con un acabado monocolor a un conjunto en el que destacan algunas formas geométricas.

5. Mezclar texturas

cojines-con-texturas-diferentes
Cada tipo de estampado se enmarca, a su vez, en un tejido con una textura específica. Mezclar diferentes telas para vestir una estancia durante el invierno, es clave para crear agradables contrastes y abrigar el lugar con el fin de incrementar el confort térmico. Durante el verano, por el contrario, conviene realzar el protagonismo de texturas frescas y ligeras que se alinean con las necesidades de un tiempo que presenta altas temperaturas.

6. Alfombra estampada

alfombra-estampada
Los estampados no solo pueden situarse en cojines, cortinas y ropa de cama. También personalizan los detalles de alfombras que tienen una estética geométrica. Selecciona estampados de mayor tamaño para destacarlos en superficies que tienen más amplitud. Por ello, busca la proporción entre el acabado y la pieza en sí misma.

Por tanto, mezclar y combinar telas diferentes está de moda en decoración. Juega y experimenta con diversas propuestas para embellecer un lugar a partir de tu gusto personal.

0/5 (0 Reviews)