Cómo reconocer a quien parece buen amigo pero no lo es

137

En el plano de la amistad se producen numerosas contradicciones. Una de ellas es la que comentamos en este artículo. Piensa en el ejemplo de aquel que aparenta ser un buen amigo, sin serlo verdaderamente. Es decir, tiene la intención de crear unas expectativas que no se corresponden con un sentimiento sincero. ¿Cómo identificar a un perfil de estas características? .

 

1. Le preocupa en exceso el qué dirán y tu opinión

Una persona que vive centrada en la apariencia, se preocupa por la percepción que los demás tienen de su comportamiento. En consecuencia, teme el qué dirán y se justifica en exceso ante aquellas cuestiones que ponen de manifiesto una amistad que no es tan profunda.

2. No te sientes bien después de estar con esa persona

La amistad está muy vinculada con el bienestar. Cuando te sientes cerca de una persona con la que tienes verdadera confianza, tu mundo interior se expande. Por el contrario, cuando alguien parece buen amigo, peor no lo es verdaderamente, te sientes juzgado, envidiado o condicionado por sus opiniones. No dices aquello que verdaderamente quieres expresar. En este contexto, también puede producirse algún tipo de chantaje emocional o de manipulación.

3. Aunque te habla de amistad, te demuestra lo contrario

Este es uno de los errores habituales que es posible cometer en este contexto. En ocasiones, una persona se centra exclusivamente en el mensaje verbal del otro. Alguien que habla de amistad verdadera y expresa promesas incondicionales. Sin embargo, no existe una sintonía entre este nivel de comunicación y aquello que demuestra con sus hechos. En el plano del obrar, alguien no es un verdadero amigo si, con frecuencia, actúa con indiferencia o no tiene en cuenta los sentimientos del otro.

Estos consejos pueden ayudarte a reconocer a quien parece buen amigo pero no lo es.


5/5 (1 Review)