La ilusión es ese ingrediente que adquiere un significado muy agradable en el presente. Sin embargo, esta emoción también puede ser efímera. ¿Cómo alimentar este estado de ánimo en una relación de pareja estable desde la mirada del largo plazo?

Ilusiones a corto plazo

El futuro no lo conquistas en un gesto de presente sino por medio de una suma de detalles en forma de ahora. ¿Qué quieres hacer en este instante para elevar la ilusión de pareja? Con frecuencia, surge la tendencia de posponer planes, proyectos y momentos para después. Intenta evitar esta inercia para hacer de este hecho una prioridad.

Conocimiento mutuo

La ilusión es un concepto general cuyo valor es más real en lo concreto de cada historia. ¿Qué es aquello que produce ilusión a tu pareja? ¿Y qué te ilusiona a ti? A través de los planes de conversación, las experiencias comunes y la observación que afianza el conocimiento mutuo, puedes encontrar respuestas con las que elaborar una lluvia de ideas para alimentar la ilusión en tu relación.

Cambio de rutinas

El factor sorpresa no solo puede materializarse a través de experiencias que rompen más con la dinámica de cada día como un viaje, sino también por medio de la opción tan sencilla de dar un orden distinto a algunos de los planes compartidos en común. Por ejemplo, si te gusta ir al cine con tu pareja cuando llega el viernes, puedes cambiar la perspectiva y empezar el lunes con una buena historia. Si vuestro momento preferido en la rutina es aquel en el que salís a dar un paseo, podéis variar el camino.

Los cambios de rutinas también fluyen con la llegada de cada nueva estación. Ante la cercanía de la primavera, concreta tus ideas de planes, nuevas citas y actividades para dos (pero cuida también tus espacios de ocio con otras personas).

0/5 (0 Reviews)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here