Un proyecto de decoración general requiere de un orden de pasos perfectamente organizado. De este modo, puedes estructurar el plan de acción general en secciones más concretas. Sin embargo, es recomendable que cada estancia tenga una conexión con el contexto. Por ello, es aconsejable que exista un hilo conductor que aporte una continuidad visual.

1. Busca nuevas perspectivas del hogar

vista-de-la-entrada-a-casa
Por ejemplo, observa con detenimiento diferentes puntos de vista del interior cuando te sitúas en el recibidor. También puedes contemplar la imagen que se percibe de una estancia próxima cuando te encuentras en una habitación cercana. Las puertas interiores son esenciales para delimitar cada zona. Pero también se crea una conexión cuando permanecen abiertas. Y, en ese caso, puedes ver qué hay al otro lado.

2. Crea zonas de transición

cocina-con-suelo-de-madera
Como hemos comentado, el inmueble se estructura en apartados perfectamente diferenciados. Pero también es posible potenciar la conexión entre diferentes ambientes por medio de la integración de zonas de transición. La decoración de pequeños rincones es clave para elevar la estética de la vivienda mediante la atención a los detalles.

3. Paredes con una estética similar

papel-pintado-en-la-pared
La decoración de las paredes ofrece un montón de posibilidades. Con frecuencia, esta parte del inmueble puede enmarcar un rincón de recuerdos personales, una pequeña galería de arte, molduras elegantes o un papel pintado muy original. Pintar las paredes del hogar es una de las tareas de mantenimiento que refuerza el cuidado del edificio.

Cada habitación está perfectamente contextualizada en un escenario que tiene un número de metros cuadrados. La creación de un hilo conductor en la decoración de varias estancias puede centrarse en esta perspectiva del domicilio.

4. Elección de un tema

cocina-y-salon
La decoración temática marca tendencia en la organización de eventos. Aunque la esencia de un tema principal también puede guiarte en la creación de un interior con mucha personalidad. Esta propuesta ofrece un esquema básico integrado por varias características.

Ese guion puede aplicarse en el proyecto de decoración del salón, el recibidor, la cocina o el dormitorio. La elección del tema es una cuestión totalmente personal. Ten en cuenta que es esencial que des con la clave de una idea que refleje tus gustos y preferencias.

5. Elección de un estilo o combinación de varias propuestas

ropa-de-cama-de-color-azul
Un hogar puede mostrar un estilo perfectamente definido o fusionar varias propuestas diferentes. En cualquier caso, es recomendable reducir el número de alternativas para crear un proyecto de decoración que unifique tendencias que se complementan perfectamente.

El campo de posibilidades es extenso desde el punto de vista estético. Sin embargo, es difícil mantener un hilo conductor cuando el nivel de complejidad del propio proyecto aumenta. Es decir, cuando se lleva a cabo el proceso sin el asesoramiento de un experto.

6. Repetición de elementos

mesa-con-banco-en-la-cocina
El hilo conductor da forma a aquellos factores que permanecen en varias estancias. Es decir, describe las características que se repiten. La elección de un tono predominante puede ser clave para crear continuidad en la decoración integral. La simetría es otro recurso que puede enmarcarse en el recibidor, el salón, el comedor, la cocina, el baño o el dormitorio. Quizá las lámparas tengan un estilo perfectamente definido. Como puedes comprobar, existen diferentes alternativas a tener en cuenta.

7. Decoración emocional

cocina-en-rosa-y-gris
Algunos de los artículos decorativos más especiales de la casa forman parte de la composición del salón. Pero la decoración emocional se extiende más allá de la zona de estar y personaliza cada rincón de la vivienda con detalles que tienen un significado afectivo.

¿Cómo organizar las ideas que quieres integrar en un próximo plan de decoración? Crea un hilo conductor.