Cómo combinar dos estilos en la decoración del salón

34

El salón es un escenario muy especial en el hogar. Un universo que se nutre con momentos inolvidables y, también, con tendencias, colores, contrastes y texturas. Crear un entorno acogedor, no implica utilizar únicamente un estilo principal. ¿Es posible combinar propuestas diferentes en este ambiente? Te damos ocho consejos para lograr este objetivo.

1. Busca la armonía a través del color

decoracion-de-un-salon-con-grandes-ventanas
Un ambiente que muestra distintos estilos aporta personalidad al interior. Uno de los primeros aspectos que puedes observar en esta estancia es la paleta cromática utilizada. Busca el equilibrio en la utilización del color para crear un entorno elegante. El resultado final de esta composición muestra la armonía visual.

2. Un salón rústico y nórdico

Uno de los estilos más utilizados en la actualidad es el nórdico. Pero la interpretación de esta perspectiva no es lineal. Un hogar nórdico también puede poseer toques rústicos. Por ello, unifica lo mejor de ambas propuestas para personalizar este universo en el que la madera y el color blanco adquieren una gran relevancia.

3. Busca un nexo de unión entre ambos estilos

salon-con-mesa-redonda-en-el-centro
Un proyecto de decoración que integra dos estilos diferentes pone en valor la belleza inherente a la diferencia. Pero también es posible crear un hilo conductor que unifique ambos conceptos en un mismo espacio. Una temática que puede servirte de inspiración para definir esta zona de estar es la geometría. Así ocurre cuando un salón integra en esta superficie una atractiva composición de formas geométricas.

4. Estilo nórdico y minimalista

Utiliza dos estilos que, por sus características principales, forman un perfecto binomio. Este es el caso de un diseño nórdico que, a su vez, eleva su belleza con un enfoque minimalista. A través de este punto de vista, tu salón se convierte en un lugar diáfano, muy luminoso, acogedor y cálido.

El minimalismo es una invitación para seleccionar con mimo todos los detalles de una habitación tan relevante como el salón. Crea un espacio que sea la expresión de la sencillez inherente a un estilo nórdico y minimalista.

Existen otras fórmulas que pueden inspirarte como el estilo nórdico industrial.

5. Muebles antiguos en el salón

Un mueble antiguo, o una pieza con historia, adquiere un nuevo significado en un contexto renovado formado por un mobiliario actual. El estilo vintage es uno de los que marca tendencia en la decoración del salón. Esta propuesta es una invitación para crear el contraste entre lo antiguo y lo moderno en un mismo contexto del hogar.

Un mueble o un espejo antiguo aporta un efecto único al ambiente.

6. Define el nivel de protagonismo de cada estilo

complementos-para-decorar-el-salon

Utilizar dos estilos en la decoración del salón, no significa que tengas que usar del mismo modo ambos conceptos. El nivel de protagonismo de uno de ellos puede ser mayor. Existe una regla que puede inspirarte para crear esta diferenciación: la regla 80/20 es un ejemplo de ello. Elige una base esencial para este entorno y compleméntalo con detalles y accesorios.

7. Busca la simetría en la decoración del salón

sofas-de-color-gris-en-salon

El efecto de la simetría resulta atractivo en la decoración del salón porque aporta equilibrio a esta habitación. Esta fórmula realza la presencia de algunos detalles que mantienen una conexión a través de su ubicación. Potencia la simetría, por ejemplo, en torno a un foco decorativo como la chimenea.

8. Aporta tu toque personal al salón

sofas-y-muebles-en-el-salon

Tu salón es un espacio propio, un entorno personal en el que disfrutas de un universo único. Por tanto, aporta tu propia esencia a este contexto. Existen distintos recursos para personalizar un ambiente: fotografías, arte, lettering, colores preferidos, regalos, esculturas…

¿Qué consejos para combinar dos estilos en la decoración del salón te gustaría compartir?

0/5 (0 Reviews)