Cómo alimentar la ilusión y la alegría en la rutina

52

La rutina ofrece una agradable zona de confort a quien planifica sus días de forma consciente. Y, sin embargo, el fluir del tiempo puede hacer que, este efecto de la repetición, llegue a producir una sensación de monotonía. Conviene no condicionar la ilusión plena a aquellos instantes de sorpresas inesperadas. La verdadera alegría vital es aquella que conecta con la gratitud que pone en valor aquello que ocurre aquí y ahora. Porque es en este escenario del tiempo en el que puedes impulsar tu desarrollo personal. ¿Cómo alimentar la ilusión y la alegría en la rutina de cada día?

 

1. Descansa y cuídate

A veces, la pérdida de ilusión está agravada por el agotamiento de aquel que avanza a un ritmo en el que no encuentra espacio para sí mismo. Las jornadas transcurren en medio de ocupaciones que evitan cualquier forma de autoconocimiento. Es decir, el autocuidado, que atiende las necesidades esenciales, refuerza tu bienestar.

2. Integra la cultura en tu rutina

La cultura es un alimento de la felicidad en el día a día mediante experiencias tan concretas como el cine, la literatura, el arte, la escritura, el turismo, el teatro, la música… Y existen espacios que facilitan este acceso a la cultura. Por ejemplo, el catálogo de las bibliotecas presenta una oferta de lecturas, películas y actividades.

La cultura es una ventana a través de la que descubres la realidad desde diversos puntos de vista. Un viaje que tiene un importante valor emocional.

chica-con-vestido-rojo

3. Afronta las metas pendientes para alimentar la alegría y la ilusión

¿Qué plan estás posponiendo para otro momento? ¿Con quién te gustaría hablar por teléfono desde hace días pero no encuentras un instante para ello? ¿Cuándo vas a dedicarte un espacio para estar a solas? Haz que aquello que anhelas sea posible en el corto plazo.

¿Cómo alimentar la ilusión y la alegría en la rutina? Personaliza tu respuesta ante este interrogante.


0/5 (0 Reviews)