Características de los cuentos tradicionales para niños

15

Los cuentos tradicionales fomentan la animación a la lectura en la infancia. Los títulos universales, que forman parte del catálogo de cuentos tradicionales, tienen algunos rasgos característicos que analizamos a continuación.

 

1. Brevedad

La introducción, el desarrollo y el cierre se suceden en un breve espacio de tiempo. La sencillez de la historia entretiene a niños que se concentran en el relato de principio a fin.

2. Personajes perfectamente reconocibles

Los personajes de la historia poseen unos rasgos propios, cada uno desempeña un rol diferente. Algunos personajes están claramente vinculados con la bondad mientras que otros, por el contrario, ejemplifican acciones que se distancian del obrar correcto.

3. Valores reflejados en acciones

El contenido de un cuento tradicional va más allá de los hechos mencionados en el relato. Los ingredientes de la historia transmiten valores que educan al lector en esta etapa de su vida. Valores universales como la familia, la generosidad, la protección de la naturaleza, la búsqueda de la felicidad o la amistad son temas recurrentes en este tipo de historia.

4. Contexto de lugar y tiempo

El cuento tradicional tiene una introducción que sitúa al lector en el escenario de la obra. Es decir, en el momento y lugar en el que se produce la historia. «Érase una vez», esta es la fórmula que da comienzo a algunos de los cuentos con los que han crecido niños y niñas de numerosas generaciones.

cuentos-tradicionales

5. Desenlace cerrado

En la literatura, no todos los finales concretan los detalles definitivos del fin de una historia. De hecho, el final abierto es aquel que permite al lector imaginar distintas posibilidades de futuro. Pero los cuentos tradicionales se distancian de este tipo de enfoque. El lector acompaña al protagonista en su evolución desde el inicio hasta el fin del relato, momento en el que ha cumplido su misión y superado un desafío concreto.


0/5 (0 Reviews)