Con frecuencia, uno de los aspectos que valora una persona cuando busca una propiedad, es que dicho inmueble tenga una zona exterior. Un espacio que amplía los metros cuadrados que forman el entorno interior de la vivienda. El contacto con la naturaleza, vivido en el corazón del propio hogar, es una experiencia agradable. Pero las zonas de exterior adquieren formas diferentes como podemos observar en los siguientes ejemplos que compartimos Hoy.

1. Patio

casa-con-patio
Las distintas zonas de exterior de la casa tienen puntos en común, pero también diferencias. La esencia del patio es diferente a la del jardín. Desde el punto de vista de la ubicación, el primero se sitúa en la parte interna del inmueble.

Por otra parte, su uso no tiene por qué destinarse a tener plantas y flores. De hecho, es habitual que el suelo del patio esté pavimentado, mientras que el césped es la elección habitual para embellecer el jardín. Un césped que, incluso, puede tener un formato artificial.

2. Porche

casa-con-zonas-exteriores

Una zona que ofrece una excelente bienvenida al hogar. Un espacio que se disfruta no solo durante el verano, sino también en otoño. Aporta la sombra deseada en los meses más calurosos del año y se viste con una decoración más acogedora en invierno. El porche se integra perfectamente en la fachada del edificio.

Una de las reformas que se lleva a cabo en esta zona es el cerramiento. El acristalamiento es una solución que mejora el aislamiento térmico y acústico en el interior. Además, incrementa la seguridad en la vivienda. Por otra parte, las características del material mencionado refuerzan la conexión entre el interior y el exterior.

3. Jardín

casa-con-jardin
El tiempo en el jardín se disfruta especialmente durante las vacaciones. El salón se traslada hasta allí durante el buen tiempo. El mobiliario de exterior permite equipar este escenario con todo lo necesario. La decoración del jardín es un reflejo del propio estilo de vida. En ocasiones, el punto focal de la estancia es una mesa integrada por varias sillas.

Un mueble en torno al que se reúne la familia durante la hora de la comida. El jardín también es un lugar de juegos para los niños. Un rincón de lectura es uno de los ambientes que aporta un toque literario al exterior de la casa.

La decoración del jardín no requiere de un exceso de detalles puesto que lo que verdaderamente llama la atención es la belleza de las flores y plantas.

4. Terraza

salon-con-terraza
La terraza no solo puede formar parte de la estructura de una casa, sino también de un piso. Un espacio exterior que incrementa la amplitud de la vivienda. Puede tener diversos tamaños. Una de las características que diferencia a la terraza de un balcón es que la primera suele ser más amplia.

Cada vez más personas quieren disfrutar durante todo el año de la terraza. Y, por ello, llevan a cabo una reforma que haga posible ese objetivo.

5. Balcón

estancia-con-balcon
El balcón se percibe directamente desde la fachada. Está integrado por una barandilla. Algunos balcones están decorados con flores y plantas que añaden color y belleza al paisaje de la calle. El acceso a esta parte del edificio conecta con una estancia de la vivienda. Un balcón pequeño no posee muchos metros cuadrados, sin embargo, sí puede ofrecer unas agradables vistas de un paisaje de naturaleza o del entorno de la calle.

Por tanto, existen distintos espacios exteriores en las casas. Algunos inmuebles tienen varias de estas estancias. Si quieres comprar una vivienda, ten en cuenta que el precio de ese bien aumenta cuando tiene un jardín, una terraza, un porche, un patio o un balcón.

0/5 (0 Reviews)