Es de gran importancia saber que la sexualidad es parte integral de la vida y se encuentra conectada con el bienestar mental, físico y emocional de cada persona. Mantener relaciones sexuales tiene múltiples beneficios como, disminuir el estrés y presión arterial, activar la circulación sanguínea, favorecer el sueño, mejorar la memoria, entre otros.

Sin embargo, este tema al ser vinculado con los adultos mayores se convierte en un gran tabú, ya que personas de todas las edades tienen prejuicios y mitos al respecto, lo niegan porque creen que es exclusivo para la población joven o no lo hablan por vergüenza, miedo y/o desconocimiento.

Algunas personas piensan que la vida sexual desaparece con el paso del tiempo, sin embargo, envejecer no significa perder el interés en el sexo, porque sin duda se puede mantener de forma activa y saludable a cualquier edad. La clave es mantener un buen estado de salud, conocer las transformaciones fisiológicas, anatómicas y funcionales que se producen en el cuerpo y tomar conciencia real de ellas.

Entre los cambios biológicos en las mujeres son la disminución de la producción de estrógenos y progesterona, se deja de ovular y llega la menopausia, hay dificultades en la excitación y en la lubricación vaginal. Además, disminuye las contracciones orgásmicas y el tamaño del útero y de la vagina.

En cuanto a los hombres, se encuentra la disminución gradual del nivel de testosterona, los testículos se hacen más pequeños, hay una menor producción de espermatozoides y una disminución de la fuerza eyaculatoria.

Además de tener conocimiento sobre lo anterior, para poder disfrutar la sexualidad de forma tranquila y evitar frustraciones o ansiedad ante las siguientes relaciones sexuales, es importante dejar de lado cualquier temor, inseguridad y prejuicio.

La sexualidad es para los jóvenes

Las relaciones sexuales suelen mantenerse en el tiempo, por lo que no son exclusivas de los jóvenes. La manera en la que el adulto mayor viva su sexualidad dependerá de su estado de salud físico y emocional, relación con su pareja y la experiencia que haya tenido en esta área.

Los mayores no necesitan tener sexo

En los adultos mayores se mantienen las necesidades sexuales, el deseo y placer. Simplemente es normal que para muchos cambie con los años, donde se prioricen más la compañía de la pareja y la complicidad.

Puede ser perjudicial para la salud

La actividad sexual tiene muchos beneficios para la salud física y mental, como regular el insomnio y la depresión, favorecer la activación del sistema inmune, aumentar la autoestima y mejorar las relaciones interpersonales.

Los hombres tienen mayor necesidad que la mujer

Tanto el hombre como la mujer tienen las mismas necesidades sexuales a cualquier edad, es un tema completamente personal. Depende de factores como la salud física y emocional, valores, relación con la pareja y actividad previa en esta área.

Las mujeres mayores no reaccionan sexualmente ante estímulos

Al igual que en el varón, la respuesta sexual de las mujeres presenta cambios, sin embargo, sí pueden reaccionar sexualmente frente a estímulos eróticos.

0/5 (0 Reviews)