Incluir ciertas partes de nuestro cuerpo y el de nuestra pareja en la intimidad y realizar determinadas acciones, sigue siendo muchas veces un tabú sexual. Entre estos tabúes, se encuentra la de estimular y lubricar el ano.

Aunque te resulte difícil de creer, estimular el ano es una forma placentera de disfrutar la pasión en pareja. El sexo anal ha venido a ocupar un lugar importante en las relaciones sexuales. A pesar de que esta práctica se ha extendido, no todos saben que para el disfrute pleno y seguro es muy necesario lubricar el ano.

Si te interesa este tema te invito a leer hasta el final porque te daré información que te va a resultar muy útil.

Lubricantes ¿por qué y para qué?

Los lubricantes son productos especializados en reducir la fricción en los genitales o en el ano en el momento del sexo. Pueden ser usados por cualquier persona que sienta sequedad mientras mantiene relaciones o que quieran practicar sexo anal.

Son útiles para facilitar la penetración vaginal y anal, pues una relación sexual sin lubricación provoca dolor y molestias a ambos.

Son hipoalergénicos, pero dependiendo el tipo debes comprobar su compatibilidad con los preservativos. Algunos por su composición química pueden dar alergia en las zonas genitales o en la zona anal, esto provoca que muchos utilizan lubricantes naturales.

Tipos de productos para lubricar el ano

Es importante escoger el lubricante adecuado, ya que existen varias opciones y no todas dan los mismos resultados en el sexo anal.

¿Qué usa para lubricar el ano? El condón muchas veces viene cubierto de una pequeña capa de lubricante, pero esto no es suficiente para lubricar el ano de por sí. Para lograr este objetivo existen cuatro tipos de lubricantes:

Lubricante con base de silicona

Estos lubricantes tienen en su duración una gran ventaja frente al resto. Al ser más espesos se mantienen más tiempo en la zona donde se aplica.

Al durar más los hace idóneos para el sexo anal pues no tendrás que volver a aplicarlo o si tienes que hacerlo, no será tan a menudo como con los otros.

Lubricante con base acuosa

Son más líquidos pero muy cómodos de usar, y se asemejan mucho a la lubricación natural. Su desventaja es que se absorben más rápido por lo que serán necesarias aplicarlo varias veces para mantener lubricado el ano.

Lubricante con base de aceite

Son los menos frecuentes y usados. Su desventaja mayor es que no se pueden usar con preservativo. La base aceitosa puede deteriorar el látex, provocando la ruptura del condón durante el sexo, exponiéndote a enfermedades o infecciones de transmisión sexual.

Lubricantes naturales

Debes prestar especial atención a estos. Lubricar ano con componentes naturales es la opción para quienes sufren de irritación o alergia debido al uso de lubricantes industriales. Algunos elementos naturales que podemos utilizar para la lubricación son:

  • Aceite de coco: dura más que los productos a base de agua, pero al ser oleoso daña los preservativos. Como plus es comestible así que puedes experimentar con él en tus relaciones.
  • Aceite de oliva: debes asegurarte que sea 100% extra virgen y que no haya caducado. Es más ligero que el aceite de coco, pero igualmente daña los condones.
  • Gel de aloe vera: es la versión natural de los lubricantes con base de agua. Puede volverse pegajoso cuando se va secando lo que provoca incomodidad en algunas personas. Puede ser usado con el condón perfectamente.

lubricar el ano

¿Cómo lubricar el ano?

Estimular y lubricar el ano es el primer paso para el comienzo del sexo anal y a la vez, es vital para lograrlo libre de dolor.

Consejos sobre cómo lubricar el ano

  1. Evita ser tosco o tosca e ir directo al asunto: Ir directo al ano no propicia el clima ni las sensaciones adecuadas. Inicia de manera habitual y ve sumando acciones para estimular el ano. Incluye el proceso de aplicar el lubricante como parte de los juegos previos a la penetración. El sexo anal es un proceso más lento y delicado que el sexo vaginal.
  2. Besos, caricias e higiene: Las caricias estimulan la excitación y esta favorece la lubricación natural. Dar besos húmedos o realizar el anilingus también ayudan a que el esfínter se relaje. Incluso, es una forma natural de lubricar el ano, pues la saliva tiene una base acuosa, está fácilmente disponible y la producimos nosotros mismos.
  3. Aplica un poco de lubricante con tus dedos: Utiliza tus dedos para untar suavemente el lubricante en el ano. Haz caricias suaves en la zona, sin apuro ni movimientos bruscos. Puedes introducir lentamente un dedo o dos para que también se lubrique la zona interior.
  4. Más lubricante antes de la penetración: Cuando ya están listos para iniciar el coito aplica otra vez lubricante por el ano y también en el pene o juguete sexual con el que iniciará la penetración.

La penetración debe ser con baja intensidad al inicio para que el ano se adapte y no se contraiga. Con el paso del tiempo la fricción se hace más suave y se logran mayor profundidad.

  1. No tengas miedo aplicar más lubricante durante la penetración.

Siempre debes valorar el uso o no de un preservativo, mi recomendación es que nunca debes anteponer el placer a la salud.

Esto es un tema que debes valorar con tu pareja, recuerda, una buena comunicación es clave para que ambos sepan qué desean y qué necesitan y esperan. Encontrando entre los dos una mejor manera de disfrutar del sexo ya sea que estén probando algo nuevo o buscando condimentar su vida sexual.

Espero haberte ayudado a entender cómo lubricar el ano y que hayas aprendido que tipos de lubricantes hay y cuáles son mejores para ti.

Comparte este artículo con tu pareja e invítalo a probar eso que le da curiosidad y miedo a la vez.

0/5 (0 Reviews)